12.2.- CARACTERISTICAS 2ª FASE E. ALZHEIMER

DURACION

1 a 3 años aproximadamente.

CARACTERISTICAS

Pérdida grave del habla, movilidad dificultosa y enlentecida. No se vale por sí mismo.

CONSEJOS

Paseos, mantener rutinas horarias, gimnasia.

PRECAUCIONES

Vigilar alimentación y padecimientos agregados.

NECESIDADES AUXILIARES

Asistencia domiciliaria. Centro de día

SINTOMAS

1. El enfermo olvida los sucesos recientes (no sabe si ha comido o no, si ha salido…) no comprende hechos nuevos (un fallecimiento, una boda). La agnosia (no reconocer a las personas ni a las cosas) aumenta hasta el punto de negar un parentesco.

2. Apenas puede decir unas cuantas frases lógicas seguidas. Ha olvidado gran parte de su vocabulario.

3. Ha abandonado sus actividades, no sabe atarse los pantalones, camina durante horas de un lado a otro.

4. Se pierde por la calle y no puede ir solo a ningún sitio. No valora correctamente las distancias y siente miedo e indefensión.

5. Puede tener reacciones desmesuradas en su carácter: ira, enojo. Con frecuencia sufre alucinaciones, sustos, sacudidas bruscas y distonías, se pone inclinado, "escorado".

12.2.1 - CONSEJOS EN LA 2a FASE E. ALZHEIMER

- La familia tiene que adaptarse a las nuevas situaciones que le va planteando la enfermedad.

- La vivienda debe mantenerse con la decoración que el enfermo conoce y le es familiar, retirando todos los muebles que obstaculice su caminar o propicie una posible caída.

- El enfermo va a estar más tranquilo, por lo que conviene disminuir los fármacos que iban dirigidos a calmar su estado nervioso y depresivo.

- El enfermo no sabe ya expresar con palabras sus dolores, incomodidades, por lo que hay que vigilar su estado de ánimo y su cuerpo para detectar posibles problemas.

- Hay que cuidar su alimentación: unos enfermos comen mucho, otros apenas nada. Lo más correcto es controlar su peso y tener mucha paciencia para alimentarle. En esta etapa, el enfermo necesita ayuda para comer y beber.

- La alimentación debe ser rica y variada, con abundantes proteínas y abundantes líquidos.

- En esta etapa el ejercicio físico es fundamental, es necesario salir diariamente a tomar el aire y dar un paseo.

- En cuanto a su vida afectiva, puede que no reconozca a las personas, pero es capaz de sentir afecto y muchas veces expresarlo con una mirada, una sonrisa. Algunos sentimientos, y sobre todo el cariño, son los únicos vínculos que le mantienen unido a la realidad. Procure que el enfermo se sienta querido sentándose junto a él, cogiendo sus Manos entre las suyas. Otras veces, el enfermo parece angustiado, triste o, incluso llora sin motivo aparente. Procure calmar al enfermo con una caricia, o dando una vuelta por la casa.

- El comportamiento del enfermo de Alzheimer es arbitrario e inconexo y la familia debe afrontarlo.

12.2.1.- OTROS CONSEJOS

- Para hablar al enfermo emplee frases breves y palabras sencillas, mirándole directamente, pues así le comprenderá mejor.

- Tenga paciencia ante la resistencia a los movimientos pasivos. ¡No hay manera de meterle en el coche!

- Mantenga la rutina diaria.

- Facilítele la movilidad retirando todo lo que pueda originarle un resbalón, una caída.

- Cuando vea que el enfermo anda más torpemente, facilítele un taca-taca, con él se sentirá más seguro.

- Ayúdele, en la medida de lo posible, a ser feliz. Aunque la falta de memoria es más fuerte en la 2ª fase, conserva aún muchos recuerdos y tiene mucho cariño que dar y recibir. Enséñele fotografías, ponga su música favorita, cocine su plato predilecto, cuéntele, en pocas palabras, aquella historia que tanto le gustaba.

12.2.2 - PRECAUCIONES EN LA 2º FASE

- Evite las situaciones ruidosas, reuniones concurridas, que aumentarán la confusión y el nerviosismo.

- Ponga a un lado los muebles u objetos que interrumpan su caminar.

- Piense que no debe tratar al enfermo con cansancio o ira, porque aumenta su intranquilidad. A pesar de lo fatigoso que resulta atenderle constantemente, conviene que la familia se muestre afable, tranquila y sonriente con él.

12.2.3.- NECESIDADES ASISTENCIALES

En esta 2ª etapa, la familia y el cuidador principal, deben valorar de nuevo la situación, pues el enfermo cada día va requiriendo más atenciones: hay que vestirle, hay que darle de comer, lavarle, pasearle, estar de buen humor, tener ánimo y paciencia.

12.2.3.1.-LA ASISTENCIA DOMICILIARIA

El cuidador principal no puede afrontar solo las tareas y la carga psíquica que conlleva la atención al enfermo, por lo que es imprescindible contratar a una asistenta para que:

  1. Ayude al cuidador en algunas labores, como bañar al enfermo.
  2. Turnarse en la atención diaria al afectado, con el fin de que el cuidador principal tenga tiempo libre para su ocio.
12.2.3 2. CENTROS DE DÍA

Es muy útil en la segunda fase que la familia pueda contar con un Centro de Día para el enfermo. De este modo, el paciente puede permanecer una parte del tiempo diario atendido correctamente y el cuidador principal puede, a su vez, mantener su trabajo asalariado, aficiones, ocio, descanso, etc.

ÍNDICE

sigue...