2.HIGIENE DIARIA

2.1.- BAÑO COMPLETO

El baño tiene una serie de funciones como eliminar la secreción sebácea, la transpiración, células muertas y algunas bacterias que se han acumulado. También estimula la circulación: un baño caliente o templado dilata los vasos superficiales, trayendo más sangre y más nutrientes a la piel. El masaje vigoroso tiene el mismo efecto. Frotar con fricciones largas y suaves desde las partes dístales a las proximales de las extremidades es particularmente eficaz para facilitar el flujo venoso.

El baño también provoca un sentido de bienestar en las personas. Es refrescante y relajante y ayuda frecuentemente a la moral, apariencia y autorrespeto del individuo. El procedimiento del baño nos da la oportunidad de valorar al paciente, tanto desde el punto de vista físico, condiciones de la piel, erupciones, edema sacro, como desde el punto de vista mental y/o emocional, P. ej.: orientación en el tiempo, estado anímico etc.

2.2.- BAÑO EN LA BAÑERA

Se prefiere a los de la cama, ya que el lavado y el aclarado es más fácil.

La temperatura del agua debe de ser como máximo 37°. Es útil colocar una barra en la pared. Se debe poner una goma antideslizante dentro de la bañera y una alfombra, también antideslizante para la salida del baño, que evite caídas. El cuarto de baño debe de estar suficientemente caldeado y sin corrientes.

2.3.- BAÑO EN LA CAMA

2.3.1.- MATERIAL

  1. Dos toallas de baño, una para la cara y otra para el cuerpo.
  2. Dos manoplas de distinto color, una para la cara y otra para el cuerpo.
  3. Jabón
  4. Una palangana para el agua de baño.
  5. Equipo higiénico como una loción, polvos y desodorante.
  6. Una manta de baño para cubrir al paciente durante el mismo
  7. Agua a la temperatura adaptada a cada enfermo.
  8. Un camisón o pijama limpio.
  9. Si se requieren sabanas o toallas adicionales.
  10. Una cuña o un orinal.

2.3.2.- ACTUACION

  1. Explique lo que va a hacer
  2. Asegúrese de que la habitación está libre de corrientes, cerrando las ventanas y las puertas.
  3. Proporciónele intimidad cerrando las puertas.
  4. Ofrézcale al enfermo una cuña u orinal.
  5. Lávese las manos.
  6. Coloque la cama, si es regulable, en posición alta.
  7. Quite la sábana de arriba y ponga en su lugar la manta de baño.
  8. Ayude al enfermo a moverse hacia Vd.
  9. Ponga una toalla sobre el pecho del paciente.
  10. Quite la ropa al enfermo.
  11. Lave los ojos del enfermo solo con agua y utilizando un algodón o gasa distinto para cada ojo y limpie de dentro hacia fuera.
  12. Lávele la cara, el cuello y las orejas.
  13. Coloque la toalla de baño a lo largo, bajo el brazo del enfermo. Lave y seque esta extremidad, empleando fricciones largas, firmes desde la mano hacia el hombro. Lave bien la axila.
  14. Ponga las manos del paciente en la palangana, lávelas y séquelas, prestando atención especial a los espacios interdigitales.
  15. Doble la manta de baño debajo del área púbica del enfermo y coloque la toalla a lo largo del pecho y del abdomen. Lave y seque ambas zonas prestando atención especial a los pliegues bajo las mamas. Mantenga esas áreas cubiertas con la toalla entre el lavado y el aclarado. Sustituya la manta de baño cuando las haya secado.
  16. Envuelva la pierna y un pie con la manta de baño, asegurándose de que el área púbica queda bien tapada. Coloque la toalla de baño extendida debajo de la otra extremidad inferior y lávela. Emplee fricciones largas, suaves, firmes desde el tobillo a la rodilla y desde ésta al muslo. Seque esa pierna, dé la vuelta a la paciente y repita la operación con la otra.
  17. Lave los pies sumergiéndolos en el agua de la palangana. Séquelos, preste atención especial a los espacios interdigitales.
  18. Coja agua limpia templada.
  19. Ayude al enfermo a adoptar una posición boca abajo o lateral. Coloque La toalla de baño a lo largo de la espalda y de los glúteos. Lave y seque la espalda, los glúteos y la parte superior de los muslos, prestando atención especial a los pliegues glúteos. Dé un masaje en la espalda.
  20. Ayude al enfermo a colocarse en posición supina y limpie el periné. (Algunos pacientes prefieren hacerlo ellos mismos).
  21. Ayúdele a que emplee cualquier elemento higiénico que desee, como polvos, crema o desodorante.
  22. Ayúdele para que se ponga un camisón o un pijama, si tiene un suero, meta primero la botella por la manga donde se encuentra
  23. Colabore en el aseo del pelo, la boca y las uñas.
  24. Haga la cama del enfermo.

2.4.- CUIDADO DE LA BOCA

El cepillado de los dientes se debe hacer 4 veces al día después de cada comida y al acostarse. Es aconsejable el uso de un cepillo medio blando, de cerda ya que disminuye el riesgo de traumatismos en las encías, que así mantienen su firmeza.

El cepillo se aplica contra los dientes con un ángulo de 45°, deben cepillarse todas las superficies dentarias con ocho o diez pasadas como mínimo, moviendo el cepillo desde la encía hasta la corona y realizando cortos movimientos rotatorios en la zona donde la encía da paso a la superficie del diente.

Para un cuidado bucal optimo, también debe cepillarse la lengua y el paladar. Esto eliminara la espesa saliva consecutiva a la reducción de la actividad salival o a la presencia de dentaduras postizas y puentes. Si no se elimina, la saliva espesa puede llegar a formar una costra maloliente llamada sordes (materia alba), que produce halitosis. Evite este problema mediante:

- Enjuagues frecuentes con agua tibia

- Aumento de la ingesta de líquidos

Para evitar la sequedad bucal, aplique aceite vegetal a la superficie lingual y paladar, sugiera los enjuagues con zumo de menta o limón. Evite, sin embargo, los escobillones con glicerina-limón ya que pueden deshidratar e irritar la superficie bucal. Puede prevenirse la sequedad de labios aplicando cacao o crema hidrosoluble.

2.4.1- CUIDADO DE LA DENTADURA POSTIZA

Insista en la importancia de mantener la dentadura limpia y en buenas condiciones. Para ello enséñele al paciente a:

2.5.- CUIDADO DE LAS UÑAS DE LAS MANOS

Cuando un paciente requiere ayuda para el cuidado de las uñas, la cuidadora necesita un cortaúñas o unas tijeras de punta, una lima, un palillo para resecar cutículas, una loción de manos o aceite mineral para lubricar cualquier tejido seco alrededor de 1as uñas y una palangana con agua para sumergir las uñas que estén especialmente gruesas o duras.

Se sumerge una mano y se seca, luego se cortan o liman las uñas en línea recta. Los enfermos diabéticos, o con problemas circulatorios deben limárselas, en vez de cortárselas. Después de esto, se 1iman 1os bordes y la cuidadora las limpia por debajo. Luego se retiran suavemente las cutículas, teniendo cuidado de no producir heridas. Cualquier anormalidad como una cutícula infectada o una inflamación alrededor de la uña se notificara al medico o a la enfermera.

2.6.- CUIDADO DE LOS PIES

Se pueden evitar muchos problemas haciendo que los pacientes sigan las pautas siguientes: Llevar un calzado que se adapte correctamente, de forma que no aprieten ni rocen sobre ningún área.

  1. Lavarse los pies diariamente y secárselos bien.
  2. Evitar o controlar un olor desagradable, debido a una transpiración excesiva, lavar y cambiar de calcetines y de zapatos con frecuencia.
  3. Llevar medias o calcetines limpios diariamente.
  4. Evite andar descalzo.
  5. Evitar la sequedad excesiva de la piel de los pies empleando cremas o lociones. Para suavizar los callos, sumergir los pies en agua templada con sal y frotar suavemente con piedra pómez. Para el cuidado de las uñas se aplicará la misma técnica que para las de las manos.
  6. Ir al podólogo regularmente.

2.7.- EL CUIDADO DEL PELO

El pelo necesita que se cepille diariamente para que esté sano. Esta operación cumple tres funciones principales: estimula la circulación sanguínea del cuero cabelludo, distribuye el aceite a lo largo de la fibra del pelo y ayuda a asearlo, la mayoría de las personas emplea un cepillo para esto.

El cabello largo es un problema para los pacientes cuando no pueden ir a la peluquería durante un tiempo prolongado. Para evitar que se enrede tienen que peinarse al menos una vez al día.

La limpieza y aseo del pelo, tanto en los hombres como en las mujeres se relaciona estrechamente con el sentido de bienestar. A menudo, cuando los pacientes comienzan a sentirse mejor, el arreglarse el pelo es un estimulo para la moral y los sentimientos positivos sobre su apariencia.

ÍNDICE

ALIMENTACIÓN